Contempla saneamiento de áreas impactadas por el turismo

Plan de control de Parque del Este aborda turismo en áreas protegidas

Dentro del PNE el principal imán para el turismo es Isla Saona

Parque recibe 600 mil visitas anualmente

Temas relacionados: , , , ,


24 septiembre, 2013 Por D. Mármol 1 comentario

El impacto del turismo en el ecosistema es un tema de debate en todo el mundo. Actualmente la industria se está adecuando a los procesos de proteger el medio ambiente y mantener un desarrollo sostenible de sus productos, dentro de los cuales ahora también se explota mucho el ecoturismo.

En ese sentido, el Plan de Gestión y Monitoreo Turístico del Parque Nacional del Este (PNE), creado por la USAID y The Nature Conservancy, complementa el existente Plan de Manejo del PNE que elaboró el Ministerio de Medio Ambiente y refleja las prioridades del Plan de Desarrollo del Destino de la Asociación de Hoteles y el Clúster Turístico de La Romana-Bayahíbe.

Entre las 122 áreas protegidas existentes, el PNE concentra por mucho la mayor actividad turística de todas. Con una visitación anual estimada en casi 600 mil visitantes, el impacto del turismo es más visible y palpable en el PNE que en ningún otro lugar del territorio, cuyo principal imán es Isla Saona, donde acuden masivamente turistas extranjeros provenientes principalmente de Bávaro-Punta Cana y además turistas locales.

El plan supone estrategias que ayudarían a mejorar el impacto que viene sufriendo el Parque Nacional del Este, gestionando adecuadamente la actividad turística en zonas protegidas

Dentro de lo propuesto abarca obras de infraestructura como el desarrollo de una marina para aparcar las más de 325 lanchas que operan desde Bayahíbe hasta centros de visitantes muelles en Bayahíbe y Mano Juan, y senderos tablados y plataformas de observación, asimismo capacitación de guías y operadores.

El presupuesto administrativo del parque asciende a apenas US$130,000 anuales, mientras por concepto de entradas el PNE produce más de US$1.5 millones, el Ministerio de Medio Ambiente destina la diferencia a la conservación de otras áreas protegidas, pero resulta obvio que tal práctica no puede continuar si la ejecución del plan se acepta como impostergable.

El plan presenta un reto muy significativo en nuestro desarrollo turístico, no puede dejarse solo al Ministerio de Medio Ambiente, debe incluir un gran acuerdo de co-manejo, al Ministerio de Turismo y al Clúster Turístico de La Romana-Bayahíbe.


1 comentario Deja un comentario

  1. MikeDominicana
    24 septiembre, 2013 a las 18:43

    De que nos vale que sea zona protegida, si se permite que las excursiones, que consisten en llevar a un grupo en estado de embriguez a ritmo de regeaton, dejen todo el litoral, especialmente Palmillas,lleno de basura flotante sobrante de las fiestas que realizan, vasos de plástico y botellas.
    ¿Ese es el turismo de calidad? si con poco mas de 2 millones de visitantes anuales esta que da pena, cuando se llegue a los diez, como pretende Danilo, estará todo nuestro litoral destrozado y si no al tiempo.

    Me gusta o No me gusta: Thumb up 3 Thumb down 0

Deja un comentario

Noticias relacionadas