Kikiriki

El prolongado calvario de la propietaria del hotel Vik


15 julio, 2019 Deja un comentario

La señora Vik está en un permanente sin vivir por un socio que pleitea con ella desde hace años. Su prolongado calvario lo comparte con otro accionista y con el director del hotel que tiene por nombre el de la señora y que con anterioridad fue propiedad de la cadena LTI . El litigante es minoritario pero lleva años dando la lata en los juzgados, sin miramientos. Visto desde fuera—sin pasión y objetivamente—el demandante lo que busca es armar follón con el único propósito de desgastar emocionalmente a la señora Vik. Para llevar acabo en su estrategia de acoso y derribo contrato en su día a un abogado echado para adelante que no se arredra ni con los poderosos, Rainieri incluido. Al litigante no le importa lo más mínimo las sentencias falladas en su contra: sigue sin desmayo presentando cascadas de querellas, a cual de ellas más duras. La señora Vik ha intentado en varias ocasiones llegar a un entendimiento con su socio díscolo, pero no lo ha conseguido. El culebrón sigue adelante pese a que la señora Vik cuenta con el 50 por ciento de la propiedad y el apoyo de otro socio minoritario. Un culebrón a lo Falcón Crest pero sin Ángela Channing.

 

Por: Gallito Pérez


Comentarios

Noticias relacionadas