Según por Paraíso Tropical con anuencia del Ceiztur

Empresa denuncia invasión a terrenos turísticos en Higüey

Temas relacionados: , , , , ,


1 agosto, 2019 Deja un comentario

El grupo de inversiones extranjeras Lancaster denunció la invasión en unos terrenos turísticos de su propiedad, situados en Higüey, La Altagracia, por parte de la empresa Paraíso Tropical con la anuencia del Comité Ejecutor de Infraestructuras en Zonas Turísticas (Ceiztur).

El abogado de Lancaster, Carlos McDougall, indicó que sometieron un recurso de amparo ante la Cámara Civil y Comercial de La Altagracia para detener las construcciones de Paraíso Tropical en las propiedades. El tribunal tiene previsto conocer dicho recurso.

Según consta en la autorización del Ceiztur, la empresa Paraíso Tropical tiene permitido construir unos pilotillos en el acceso a Cabeza de Toro, La Altagracia, para restringir el paso a los vehículos de motor al área de playa.

McDougall, sin embargo, no descartó que haya una confabulación entre la empresa demandada y las autoridades turísticas.

“Nosotros tenemos una invasión y una construcción totalmente irregular por parte de una empresa que no es la dueña de los terrenos, todo ello escudándose en una autorización del Ceiztur, por lo que creemos que ahí hay cierta confabulación o malversación”, señaló el abogado al diario Hoy.

Por otro lado, la empresa Paraíso Tropical reveló que tanto la Suprema Corte de Justicia (SCJ) como la Corte de Trabajo del Distrito Nacional ordenaron al registro de títulos anular, por originarse en un hecho fraudulento, el certificado de propiedad de unos terrenos ubicados en Higüey, La Altagracia, emitido a favor de la empresa de inversiones extranjeras Lancaster Company.

En un comunicado de prensa, el equipo legal de Paraíso Tropical explicó que ambas decisiones ordenan registrar los derechos de propiedad a nombre de esta empresa, que compró los terrenos en el año 2005 a Conrado Cedeño Castillo.

El veredicto de la SCJ se encuentra en su sentencia número 640, de noviembre de 2016, mientras que el fallo de la Corte de Trabajo del DN está plasmado en la sentencia 029-2018.

“La adjudicación de esos terrenos en Cabeza de Toro a Lancaster se hizo en el 2009 en una corte laboral de Higüey, basado en un reclamo de cobro de comisión que hizo a Cedeño su abogada Iris Gratereaux Martínez por la venta de su propiedad”, refiere la parte.

Esta demanda de comisión, explicaron los abogados de Paraíso Tropical, fue presentada al tribunal como el incumplimiento de una relación laboral por US$1.3 millones, y Cedeño aceptó que se le adjudicara la propiedad, que fue vendida en subasta y adquirida por US$5 millones por Lancaster.

Los representantes de Paraíso Tropical, que ya habían adquirido la propiedad, nunca fueron citados y no fue hasta agosto del 2014 que tuvieron conocimiento de los hechos y acudieron a la Corte de Apelación de San Pedro de Macorís.


Comentarios

Noticias relacionadas