Pertenecen al Ayuntamiento del Distrito Nacional

Dominicana refuerza la seguridad en Zona Colonial para atraer más turistas

La zona está en proceso de remodelación

Temas relacionados: , , , , , , , , ,


17 abril, 2013 Deja un comentario

La zona colonial de Santo Domingo cuenta desde este martes con la vigilancia de unos 150 policías municipales que se suman a los que ya formaban parte del cuerpo de seguridad del lugar.

Con el objetivo de aumentar el número de turistas que visitan a diario este centro histórico, declarado patrimonio de la humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), y uno de los puntos más turísticos de la capital de la República Dominicana.

La ciudad colonial de Santo Domingo, fundada hace más de cinco siglos, actualmente se encuentra en proceso de remodelación, informó una fuente oficial.

Según el comunicado enviado a los medios, los agentes pertenecen a una unidad creada por el Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN), donde se ubica esta zona antigua, y estarán encargados de la vigilancia y la seguridad del lugar para “preservar el orden público en todos los parques y plazas” manejados por la alcaldía.

Los policías, en su mayoría estudiantes universitarios, ex militares y militares activos, podrían servir de guías a los turistas que visitan la ciudad colonial de Santo Domingo ya que, según el ADN, han sido entrenados para esto.

“Se les impartirán cursos de lenguas extranjeras, aunque muchos ya saben los idiomas básicos que hablan los turistas“, indica el documento.

Los agentes utilizarán un vistoso uniforme con los colores de la bandera dominicana, rojo, azul y blanco, con la intención de que “sean fácilmente identificables“, añade la nota del ADN.

Roberto Salcedo,  alcalde del Distrito Nacional, explicó que esta es una contribución del Ayuntamiento al programa de seguridad ciudadana presentado recientemente por el gobierno, y que su iniciativa busca “incrementar el turismo de ciudad y convertir a Santo Domingo en un moderno y gigantesco centro de negocios”.

El funcionario agregó que su institución “ha roto con lo que era tradición, de que los parques y plazas eran lugares inseguros en el pasado, guarida de delincuentes y de consumidores de drogas” y señaló que no se trata de hacer de la ciudad colonial “un lugar muerto ni coartar la alegría y diversión, si no de convertir el centro histórico en un lugar vibrante, con un comercio dinámico y emprendedor con altos estándares de seguridad“.

A principios de este año el gobierno dominicano comenzó los trabajos de remodelación de la zona antigua con el propósito de convertirla en un atractivo turístico de primer orden.

La iniciativa forma parte de un proyecto auspiciado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en favor de la ciudad colonial a un costo de US$30 millones.

Los trabajos iniciaron con la aplicación de nuevas capas de asfalto a las angostas calles de la zona que exhibe la primera catedral de América, así como el alcázar de Colón, el convento de los monjes dominicos y las ruinas del monasterio de San Francisco, entre otros monumentos.

También se concluirá la remodelación de la antigua iglesia de Santa Bárbara y el embellecimiento de la plaza España, el más amplio espacio al aire libre que existe en la zona bordeado de restaurantes y cafés.

De acuerdo a datos del Banco Central local, el número de turistas que visitó el país el año pasado por vía aérea alcanzó los 4.538.913, un crecimiento del 5,95% con relación a 2011.


Comentarios

Noticias relacionadas