Altos directivos de Air Europa abandonan súbitamente sus cargos

Dimisión del director general de Globalia hace tambalear a Air Europa

La situación podría generar una crisis que favorezca a Iberia

Los motivos que explicarían las salidas serían las peleas familiares

Temas relacionados: , , , , , , , , ,


29 agosto, 2017 Por SV Deja un comentario

El director general de Globalia, Pedro Serrahima, ha presentado su dimisión, igual que Antonio Hidalgo junior, hijo del vicepresidente del grupo matriz de Air Europa, según ha adelantado en exclusiva el diario turístico líder de España, preferente.com.

PedroPedro Serrahima llegó hace menos de un año al cargo de nueva creación como director general de Globalia a la par que Javier Hidalgo era designado CEO del grupo, replicando el tándem que ambos formaron en la empresa de telefonía española Pepephone y que terminó con su posterior venta.

Esta salida se produce en un momento en el que la directiva de Globalia, encabezada por su consejero delegado, Javier Hidalgo, había iniciado en Brasil una serie de reuniones con empresarios y políticos, que extendió en las últimas semanas a otros países, entre ellos Perú, Ecuador y Bolivia, así como Nicaragua y México.

Además podría derivar en el descuido por el mercado dominicano, luego de haber ganado amplio terreno a su competidor Iberia cuando este último decidió interrumpir sus operaciones en el destino más importante del Caribe.

Pedro Serrahima ha tenido que afrontar estos meses una situación compleja por el estado en el que se encontró Globalia, con multas millonarias y una gran cantidad de dinero retenido en Venezuela, que se han traducido en importantes pérdidas en su último ejercicio, además de producirse un goteo de salidas en Halcón Viajes que han dejado a la red sin director general en pleno verano, y desde junio cuentan con un accionista y tenedor de la deuda nada amigo como el Banco Santander.

Los motivos que explicarían estas salidas serían las peleas familiares que vienen caracterizando el funcionamiento interno de Globalia, con hermanos cada uno por su lado y con el padre Juan José Hidalgo a veces alejado del día a día pero con todo el peso final de las grandes decisiones.

En sus primeros meses en el cargo, Pedro Serrahima aportó un talante conciliador que fue muy agradecido tanto en la industria como en el seno de su propia empresa, aunque con el tiempo ha ido dejándolo de lado ante la magnitud de los problemas y la intensidad de las tensiones que suele ser común en la rutina de un grupo con unos dueños tan pasionales.


Comentarios

Noticias relacionadas