Crisis de Boeing 737 MAX ha dejado grandes pérdidas a aerolíneas

Temas relacionados: , , , , , , ,


22 julio, 2019 1 comentario

La crisis del Boeing 737 MAX ha afectado de lleno a los planes de crecimiento y los resultados de los principales clientes del modelo: las aerolíneas norteamericanas y grandes low cost.

En ese sentido, Norwegian, que se vio obligada a dejar en tierra 18 unidades de este modelo tras el accidente de Ethiopian Airlines en marzo, ha visto cómo su tráfico de pasajeros se congelaba en el segundo trimestre del año en los 9,9 millones de viajeros.

Su plan era ralentizar su crecimiento para hacer frente a sus problemas financieros, pero la crisis del MAX le ha llevado a frenarlo en seco. Aunque han mejorado los ingresos un 19% por el largo radio, el beneficio se ha desplomado un 72% entre abril y junio y ha sufrido un impacto de 40 millones de euros por la paralización de los aviones.

En esta línea, American Airlines ha ampliado hasta noviembre la cancelación de 115 vuelos diarios por la crisis del modelo de Boeing, que están tardando más de lo previsto en recuperar la licencia de vuelo por parte de agencia de seguridad e EEUU (FAA). La medida impacta directamente en sus resultados, que ya han sido revisados a la baja. Otra que ha recortado sus estimaciones de ingresos y de beneficios operativos es Tui Airlines, que ha dejado 15 aviones en tierra, y en su día anunció un impacto de 200 millones de euros en el ebitda, que se aumentará previsiblemente por la incertidumbre sobre el futuro del avión, que se pasará todo el verano en tierra.

La última en reconocer un impacto en su estrategia ha sido Ryanair, que anunció el cierre de bases y una rebaja de sus previsiones de crecimiento por los retrasos en las entregas de los 737 MAX, que llevan en tierra desde marzo. La aerolínea de bajo coste ha anunciado que solo va a crecer un 3% en la temporada de verano de 2020, que arranca en abril, frente al 7 por ciento previsto, y que cerrará el ejercicio con cinco millones de pasajeros menos de los anunciados (162 millones de viajeros).

Y es que, la aerolínea tenía previsto recibir 58 unidades del 737 MAX 200 (la versión de alta capacidad) antes de marzo de 2020 para ampliar y renovar su flota y ahora estima que solo incorporará 30 aviones a partir de enero o febrero del año que viene. No en vano, el sector espera que el modelo recupere la licencia de vuelo como muy pronto después de verano, por lo que la versión de alta capacidad (la 200) no estaría homologada hasta noviembre. “Este déficit de entregas de aviones necesitará algunos cortes y cierres de bases. Estamos analizando qué bases con menor rendimiento o pérdidas cerraremos a partir de noviembre de 2019”, asegura Michael O’Leary, consejero delegado de Ryanair.

En este punto, la FAA ha detectado más potenciales peligros en las alas del avión por lo que tendrán que ser revisados antes de lograr de nuevo la licencia, que perdió porque una serie de fallos en el software del MACAS y la falta de formación de los pilotos, que desconocían la existencia del sistema de corrección automática del ángulo de ataque, causaron los dos accidentes.


Comentarios

Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

El 737 Max es distinto y requiere entrenamiento. El Mcas causo 346 muertes.

Noticias relacionadas