Santo Domingo

Turismo y medio ambiente

Temas relacionados: , , , , , , , , , , , , , , ,


30 octubre, 2012 Por Doris Mármol Deja un comentario

En estos momentos el sector turístico está viéndose afectado por las condiciones climáticas y los efectos del huracán Sandy en Estados Unidos.

Más de 14 mil vuelos cancelados, cruceros con rutas modificadas o canceladas, millones de dólares en pérdidas, son las consecuencias de este fenómeno atmosférico.

En la costa norte de la República Dominicana aún se siente un fuerte oleaje producto indirecto del travieso huracán y ya se anuncian dos nuevas vaguadas una por la parte oriental de Cuba y otra por la parte sur de Dominicana.

Al sur del continente, en Argentina, las fuertes lluvias también provocaron retrasos en los aeropuertos de la capital y la suspensión de los servicios de tren, metro y varias líneas de autobuses.

Adrián Fernández, biólogo mexicano especializado en ecología, aseguró a AFP recientemente que “Este huracán Sandy y la tormenta en Argentina son una gran llamada de alerta y aunque suene un poco catastrófico la verdad es que los impactos ya están siendo muy graves y sólo pueden ser más serios a futuro”.  

Esto al respecto de los cambios climáticos y la intervención de la mano del hombre influyendo en ello.

En la actualidad, cada vez más escuchamos de turismo verde, turismo consciente, promovido inicialmente desde Ecuador, abarca al turismo sostenible, incorporado dentro de un marco de ética, responsabilidad con el medio ambiente, responsabilidad turística y crecimiento personal.

El ecoturismo es un concepto objeto de muchas discusiones y gran publicidad entre agentes de viaje, hoteleros, políticos del sector y técnicos de ONG, ya que representa una alternativa importante para el turismo masivo que por sus volúmenes grandes de turistas está causando grandes daños al medio ambiente, lo que implica un deterioro sucesivo del mismo.

Por otro lado, el ecoturismo puede generar ingresos para la conservación de los recursos naturales y dar participación a las comunidades involucradas en ello, permitiéndoles mejorar sus condiciones de vida mediante la obtención de ingresos económicos por la venta y prestación de servicios.

El turismo es una de las actividades que más dinero mueve al año y que menos respeta el medio ambiente. No siempre es sostenible o responsable y no por qué no se sepa lo qué hay que hacer.

Referente al medio ambiente, el turismo tiene demasiada responsabilidad, se destruyen paisajes para la construcción de infraestructuras y edificios, se alteran los ecosistemas, o se favorece el cambio climático por las emisiones de dióxido de carbono procedentes de los transportes aéreos.

Los gobiernos de los países turísticos tienen que ser conscientes de las verdaderas razones por las que los turistas acuden a ellos: importantes ecosistemas, paisajes y algunas especies emblemáticas. Los ingresos motivados por esta práctica, deben ser empleados en su mantenimiento y mejora, para que siga siendo cautivador y no pierda su esencia.


Comentarios

Noticias relacionadas